Asociación de fabricantes de maquina herramienta.

Política de privacidad

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página de Uso de Cookies.

Acepto
NOTICIAS

CORREA ALCANZA UN BENEFICIO DE 7 MILLONES EN 2021

10 de Marzo de 2022

Grupo Nicolás Correa, empresa líder en soluciones de fresado a nivel mundial, contabilizó durante el ejercicio 2021 unos ingresos ordinarios de 76,5 millones de euros. Este dato de facturación marca un hito importante para el grupo burgalés, ya que supone un crecimiento del 15% respecto al ejercicio 2020 (66,5 millones de euros) y un 3,5% más que el ejercicio 2019 (74 millones de euros), recuperando de esta manera los niveles de facturación pre-pandemia.

A pesar de la situación coyuntural de constante y generalizado incremento de los costes de suministros, materias primas y transporte, el Grupo Correa ha conseguido mantener sus niveles de rentabilidad en el ejercicio. En este sentido, el EBITDA del Grupo se ve incrementado un 11% hasta situarse en los 9 millones de euros. Asimismo, se mantiene el ratio EBITDA sobre ingresos en el 12%, dato por encima de la rentabilidad media del sector de máquina herramienta.

Esta misma línea de crecimiento se ha observado en el beneficio antes de impuestos consolidado (BAI) de la compañía, el cual ha sido de 7 millones de euros, un 8% más respecto al obtenido en 2020 (6,5 millones de euros). En términos porcentuales, se muestra una rentabilidad del 9,2% sobre ingresos, dato que sitúa al Grupo Correa en una posición de referencia en el sector de fabricantes de grandes fresadoras.

“La estricta estrategia de control de costes y de eficiencia, el compromiso de nuestros empleados y la confianza de nuestros clientes y del mercado en general han permitido que Grupo Nicolás Correa haya contado con uno de los mejores ejercicios de su historia. El incremento de la demanda por la reanudación de la inversión en países en los que contamos con una importante presencia ha hecho que podamos alcanzar los niveles que preveíamos a finales de 2020”, subraya Carmen Pinto, CEO de Grupo Nicolás Correa.

La solidez financiera de Grupo Correa ha permitido a la sociedad respetar el compromiso de retribución a los accionistas en 2021. La propuesta del Consejo de Administración, pendiente de aprobación por la Junta General de Accionistas, de la retribución a los accionistas en 2022, con cargo al resultado del Ejercicio 2021, es el pago de un dividendo de 0,20 euros por acción, lo que supone un aumento de casi el 18% con respecto a los dos años anteriores.
La cifra de captación de pedidos, incluidos los intragrupo, ha alcanzado los 134 millones de euros, dato que dobla la cifra alcanzada en 2020 (64,8 millones de euros) y que supone el mejor dato comercial del Grupo en la última década. Esta captación ha propiciado terminar el ejercicio con una cartera de pedidos de 82,6 millones de euros, un 193% más que el año anterior que se cerró el año con 28,2 millones de euros de cartera. Esta cifra de cartera hace que el Grupo Correa comience 2022 con su producción prácticamente comprometida.

Estos resultados suponen un éxito para la compañía, que ha conseguido incrementar su actividad y su rentabilidad a pesar de un entorno de incremento generalizado y global de los costes operativos, gracias a una estricta estrategia enfocada a la rentabilidad y una política basada en la gestión y control de costes en todos los procesos productivos. Algo que ha permitido cumplir con las previsiones establecidas para 2021. Todo ello está reforzado por la importante actividad exportadora de la compañía, que representa el 94% de su volumen de facturación.
A nivel geográfico, China mantiene los niveles de crecimiento con los que inició la recuperación post-pandemia ya en 2020 y se consolida como uno de los principales mercados del Grupo. Tener una estructura consolidada en el propio país ha sido clave, ya que sigue teniendo importantes restricciones de movilidad con motivo de la pandemia. Nicolás Correa, en el año que cierra, ha afianzado su posición en la región asiática, convirtiéndose en proveedor de referencia en fresadoras de importación, sobre todo en máquina de gran tamaño orientada al sector aeronáutico y eólico, a pesar de la competencia de fabricantes chinos y europeos.

Europa también representa un papel protagonista en la actividad del grupo burgalés. Sus operaciones en Italia, país que se ha situado por primera vez a la cabeza de la captación de pedidos en AFM, Asociación Española de Fabricantes de Máquina Herramienta, en el subsector de fresado, se han incrementado de manera considerable, aprovechando el impulso que ha dado su gobierno a la inversión en capacidad productiva y en competitividad industrial. Otro país a destacar es Alemania, uno de los mercados donde más se acusó la crisis producida por la COVID-19 en el sector, pero en el que las ofertas experimentadas a lo largo de 2021 se han concretado en pedidos a lo largo del segundo semestre del año gracias a una mayor presencia y representatividad de la filial comercial de la compañía, GNC Deutschland.

En el mercado nacional, aunque el Plan Remove ha permitido incrementar la inversión en el tejido industrial, los niveles de captación de pedidos están muy lejos de su potencial real y es necesario incrementar su competitividad.

“Durante el 2021 hemos centrado todos nuestros esfuerzos en poder seguir ofreciendo un servicio integral a nuestros clientes que vaya más allá de la venta. Grupo Nicolás Correa es mucho más que un proveedor, es un socio tecnológico que acompaña y aporta valor para asegurar la constante innovación y fiabilidad que nos ha definido durante nuestros 75 años de historia”, concluye la CEO de Grupo Nicolás Correa, Carmen Pinto.

    10/03/2022Noticias

    SUSCRIPCIÓN BOLETÍN

    Suscríbete a nuestro boletín.

    TEMAS MÁS POPULARES