Asociación de fabricantes de maquina herramienta.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto

NOTICIAS

NANORRECUBRIMIENTO, EL FUTURO DEL REVESTIMIENTO, YA INTEGRADO EN LAS INSTALACIONES DE GEINSA

15 de Octubre de 2015

Este desarrollo técnico ya está en el mercado de la pintura. Las instalaciones de Geinsa están adaptadas para integrar nanotecnología.

La nanotecnología es la ciencia, ingeniería y tecnología de manipulación de materia de una dimensión de 1 a 100 nanómetros (1 nm = 10-9 m). Para hacerse una idea, esto sería equivalente a las dimensiones de un balón de futbol respecto al planeta tierra.

El estudio de esta ciencia permite ‘crear nuevas propiedades de los materiales’ reordenando la materia a esa escala tan minúscula.

Sus aplicaciones para todo tipo de sectores son infinitas: textil, medicina, industria, electrónica, producción agrícola, procesamiento de alimentos, informática…

En el caso del tratamiento de superficie, el avance es continuo y se dispone ya de múltiples aplicaciones en el mercado, como productos que consiguen mejorar la adhesión de pintura, retrasar la oxidación, reemplazar la conversión por fosfato de hierro y zinc, conseguir un pasivado libre de cromo, y sobre todo, están enfocadas al respeto medioambiental, tal y como los utilizan los equipos fabricados por Geinsa.

Centrándose en el sector de recubrimiento de superficies, cuya producción es de unas 45 millones de toneladas y un gasto anual de unos 16 mil millones de euros, se constata que no podía dejar de estar a la cabeza de estos avances.

Pueden mencionarse innumerables aplicaciones: pinturas solares que aprovechan la energía del sol para cargarse y utilizables en automóviles, edificios, teléfonos móviles, etc.

Neutralizan las bacterias

También se pueden citar determinadas pinturas que al contacto con la luz son capaces de neutralizar las bacterias y los olores, recubrimientos con protección antigraffiti (fácilmente eliminables con un trapo), auto-limpiantes (tanto para evitar suciedad en los tejidos de asientos de automóvil, como para protección contra el agua o líquidos oleosos en parabrisas y ventanillas), para la eliminación de polución en tuberías, para la resistencia térmica y al fuego.

Pinturas con protección anticorrosiva, anti-impactos, anti-rayado, anti-huella, superficies anti-vaho, anti-bacteria, anti-hielo, protector solar que absorbe rayos UVA, materiales mucho más ligeros (un avión puede pesar media tonelada menos, un barco deslizarse más rápido), pinturas capaces de limpiarse por sí mismas y un largo etcétera.

Pero quizás una de los aspectos más destacables es su aportación a la salubridad del entorno laboral y atmosférico. Estos nuevos avances han conseguido recubrimientos que no emiten COVs (Compuestos Orgánicos Volátiles) con el consiguiente beneficio en materias de seguridad laboral y medioambiental.

Esta tecnología podrá ser aplicada en cualquiera de las superficies de trabajo industrial (metales, plásticos, vidrio, minerales,…) manteniéndose el proceso de trabajo habitual, es decir, aplicación por spray o por inmersión y secado por hornos de convección o por radiación como los que fabrica Geinsa.

    15/10/2015Noticias

    GEINSA

    Tel.: +34 944 676 091

    Fax.: +34 944 676 323

    geinsa@geinsa.com

    www.geinsa.com

    SUSCRIPCIÓN BOLETÍN

    Suscríbete a nuestro boletín. Sólo con insertar tu e-mail recibirás las últimas noticias.